¿A QUIÉNES SE REFIERE ICE COMO “CRIMINALES”?

20 Oct

En 2011, la administración de Obama deportó un número récord de inmigrantes, criminalizando a toda una comunidad para cumplir con la cuota anual de 400 mil deportaciones

El martes, la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) informó un número récord de deportaciones durante el último año fiscal. Un total de 396.906 inmigrantes fueron deportados, la cifra más alta desde 2007.

En respuesta a la indignación creciente entre la comunidad inmigrante, especialmente los latinos, sobre el aumento de deportaciones injustas de inmigrantes que no han cometido delitos, la agencia destaca que “casi el 55% fueron declarados culpables de delitos graves o leves”, supuestamente priorizando amenazas a la seguridad pública y la seguridad nacional.

Sin embargo, según el propio informe del ICE, los números no cuadran. Sólo el 22% de los deportados tenían condenas penales que pudieran representar una amenaza para la seguridad pública. El resto del 55% son los inmigrantes cuyo único “crimen” fue re-ingresar al país para reunirse con sus familias o conducir sin licencia en un estado donde se considera un delito menor, entre otros.

“El ICE llama criminales a personas que son miembros activos de nuestra sociedad y que tienen profundas raíces en este país, a trabajadores agrícolas, padres de niños que son ciudadanos de EE.UU. y estudiantes que serían elegibles para el DREAM Act”, dice María Rodríguez, Directora Ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de la Florida. “Las víctimas de un fallido sistema de inmigración no son criminales. ¿Qué tiene esto que ver con la seguridad nacional?”

Además, el 45% de los deportados no tenían antecedentes penales, cerca de 180.000 inmigrantes. La Administración de Obama acepta estos números como “daños colaterales” del controvertido programa Comunidades Seguras (S-Comm).

Dos meses han pasado desde que el gobierno anunció un nuevo enfoque en las prioridades de la deportación, y hasta ahora nada ha cambiado. Todavía no hay claridad acerca de cómo se aplicaría la “discreción del proceso” (prosecutorial discretion), sobre todo cuando los agentes tienen que cumplir con una cuota de detenciones y deportaciones. Además, el ICE aún no ha iniciado la revisión de los 300.000 casos que enfrentan actualmente un proceso de deportación. En otras palabras, todo sigue igual.

Mientras tanto, la Administración está expandiendo la detención de inmigrantes en todo el país. Actualmente hay planes para construir seis nuevos centros de detención con fines de lucro, incluyendo una nueva planta en el sur de Florida que podría ser una de las más grandes del país con capacidad para 2.000 detenidos. “Esto no es un asunto de seguridad nacional, esto no es para salvar empleos en Estados Unidos. Claramente esto es un esfuerzo para seguir enriqueciendo el negocio multimillonario de la detención de inmigrantes y las cárceles privadas”, añade Rodríguez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: